Requisitos básicos de una web

Aquí van 10 ideas destacadas que no debemos olvidar si queremos ofrecer una web fácil de usar.

– Claridad de objetivos. Debemos comunicar de forma inmediata el propósito del sitio. En el caso que existan varios objetivos, éstos no deben mezclarse, sino comunicarse por separado.

– Orientación inmediata. Hay que informar al usuario de su situación y de lo que sucede en todo momento. El sitio debe decirme dónde estoy, qué pasa si estoy en un proceso y adónde puedo ir o qué puedo hacer.

– Adaptar el diseño a los usuarios. Es fundamental adecuarse a la estructura mental del usuario y a la lógica de la información para que la forma de operar del site se entienda sin mayor esfuerzo. ¿Cómo? Presentando contenidos de forma lógica, utilizando iconos y botones claros, un lenguaje simple, conceptos familiares…

– Favorecer el reconocimiento. La memoria humana tiene una capacidad muy limitada para recordar espontáneamente, pero una gran capacidad de reconocer lo que ha visto anteriormente. Por ello hay que recordarle al usuario sus elecciones, acciones y preferencias, con el fin de evitar que tenga que recordar información de páginas previas para interactuar con el site.

– Dar el control al usuario. El usuario debe controlar en cada momento el proceso de navegación, sin interferencias. Cuando siente que no tiene el control pierde confianza en el sitio, algo que es crítico. Esto implica, por ejemplo, ofrecerle la posibilidad de modificar cualquier paso de un proceso, no iniciar de manera automática acciones que el usuario no ordene explícitamente, no utilizar animaciones que no controla, etc.

– Consistencia y estándares. Hay que asegurar la consistencia interna de un site, apoyándonos en los estándares. La información debe organizarse y mostrarse de manera parecida en cada página. Las áreas de navegación, herramientas de búsqueda y controles deben seguir los estándares comunes del mercado para que el usuario encuentre fácil el camino.

– Prevenir errores gracias al diseño. Hay que prevenir errores antes de que se cometan. Por ejemplo, marcando claramente los campos de un formulario, haciendo que nuestro motor de búsqueda tolere errores tipográficos, dando ejemplos de cómo introducir información en campos problemáticos, etc.

– Flexibilidad y eficiencia de uso. Debemos optimizar la interacción con los usuarios independientemente de sus características y necesidades. La página no debe requerir información ya solicitada en páginas anteriores y deben existir atajos para realizar operaciones frecuentes. Hay que tener un objetivo en mente: ¡Más rápido por favor!

– Información y diseño minimalista. Hay que evitar información o gráficos irrelevantes. Cada elemento debe distinguirse claramente del resto e, idealmente, todo debe estar al alcance de un clic. El texto debe ser fácil de leer y estar bien organizado.

 Eficacia de los mensajes de error. Hay que informar de los errores de forma comprensible y proporcionando ayuda para solucionar problemas. Debemos comunicar la causa de un error alejándonos del lenguaje técnico y de manera que se pueda evitar su repetición en el futuro.

Fibra Optica – Un cielo ficticio

Hosting Aregentino

No creas todo lo que te cuentan!

Esa frase con una sabiduría implícita de tus afectos, abuelos padres hermanos y amigos en ese orden, hoy tiene otro valor…

Como implementador tecnológico desde 1986 fui aprendiendo algunas cosas que pretendo compartir en mi blog. donde el publico en general y mis clientes en particular pueden obtener información de esos temas «QUE NO SON PARA ELLOS DE COMPUTACION NO ENTIENDO NADA» Y «ESO NO ES PARA MI».

La Red de fibra optica

El material que adjunto demuestra que apenas esta a flote y solo en las orillas a lo que llamamos nube.

Esto es para invitarlos a reflexionar sobre lo que creemos o creemos entender, es menos grandioso decir que la tecnología esta sumergida en el fondo de los oceanos , y para un desarrollador o implementador tecnológico esto es así y casi permanente, pero lo que generalmente ocurre es que salimos a flote…

Este material es parte de un curso gratuito de un colega.

Bueno ya tienen en que entretenerse en tiempos de cuarentena.

Comenten y pregunten asi sigo sumergido en mi mundo .

Nos contactamos pronto

Gracias.

HTML5 Introducción

introduccion html5

HTML5 no es una nueva versión del antiguo lenguaje de <etiquetas > ó <tags>, ni siquiera una mejora de esta ya antigua tecnología, sino un nuevo concepto para la construcción de sitios web y aplicaciones en una era que combina dispositivos móviles, computación en la nube y trabajos en red.

Todo comenzó mucho tiempo atrás con una simple versión de HTML propuesta para crear la estructura básica de páginas web, organizar su contenido y compartir información vinculada.

El lenguaje y la web misma nacieron principalmente con la intención de comunicar información por medio de texto. El limitado objetivo de HTML motivó a varias compañías a desarrollar nuevos lenguajes y programas para agregar características a la web nunca antes implementadas.

De las opciones propuestas, Html, Dhtml y Flash fueron las más exitosas; fueron masivamente adoptadas y ampliamente consideradas como el futuro de Internet. Sin embargo, tan pronto como el número de usuarios se incrementó e Internet pasó de ser una forma de conectar ordenadores y limitaciones presentes en estas tecnologías probaron ser una sentencia de muerte.

El mayor inconveniente de Flash puede describirse como una falta de integración. fue concebidos desde el principio como complementos (plug-ins), algo que se inserta dentro de una estructura pero que comparte con la misma solo espacio en la pantalla. No existía comunicación e integración alguna entre aplicaciones y documentos.

La falta de integración resultó ser crítica y preparó el camino para la evolución de un lenguaje que comparte espacio en el documento con HTML y no está afectado por las limitaciones de los plug-ins. Javascript, un lenguaje interpretado incluido en navegadores, claramente era la manera de mejorar la experiencia de los usuarios y proveer funcionalidad para la web. Sin embargo, después de algunos años de intentos fallidos para promoverlo y algunos malos usos, el mercado nunca lo adoptó plenamente y pronto su popularidad declinó.

Los detractores tenían y aun tienen buenas razones para oponerse. En ese momento, Javascript no era capaz de reemplazar la funcionalidad de Flash. A pesar de ser evidente que ambos limitaban el alcance de las aplicaciones y aislaban el contenido web, populares funciones como la reproducción de video se estaban convirtiendo en una parte esencial de la web y solo eran efectivamente ofrecidas a través de estas tecnologías.

Apesar del suceso inicial, el uso de Java comenzó a declinar. La naturaleza compleja del lenguaje, su evolución lenta y la falta de integración disminuyeron su importancia hasta el punto en el que hoy día no es más usado en aplicaciones web de importancia. Sin Java, el mercado volcó su atención a Flash.

Los navegadores también mejoraron sus intérpretes Javascript. Más potencia trajo más oportunidades y este lenguaje estaba listo para aprovecharlas. En cierto punto durante este proceso, se hizo evidente para algunos desarrolladores que Flash no podrían proveer las herramientas que ellos necesitaban para crear las aplicaciones demandadas por un número creciente de usuarios.

Estos desarrolladores, impulsados por las mejoras otorgadas por los navegadores, comenzaron a aplicar Javascript en sus aplicaciones de un modo nunca visto. La innovación y los increíbles resultados obtenidos llamaron la atención de más programadores.

Pronto lo que fue llamado la “Web 2.0” nació y la percepción de Javascript en la comunidad de programadores cambió radicalmente. Javascript era claramente el lenguaje que permitía a los desarrolladores innovar y hacer cosas que nadie había podido hacer antes en la web. En los últimos años, programadores y diseñadores web alrededor del mundo surgieron con los más increíbles trucos para superar las limitaciones de esta tecnología y sus iniciales deficiencias en portabilidad.

Gracias a estas nuevas implementaciones, Javascript, HTML y CSS se convirtieron pronto en la más perfecta combinación para la necesaria evolución de la web. HTML5 es, de hecho, una mejora de esta combinación, el pegamento que une todo. HTML5 propone estándares para cada aspecto de la web y también un propósito claro para cada una de las tecnologías involucradas.

Apartir de ahora, HTML provee los elementos estructurales, CSS se encuentra concentrado en cómo volver esa estructura utilizable y atractiva a la vista, y Javascript tiene todo el poder necesario para proveer dinamismo y construir aplicaciones web completamente funcionales.

Las barreras entre sitios webs y aplicaciones finalmente han desaparecido. Las tecnologías requeridas para el proceso de integración están listas.

El futuro de la web es prometedor y la evolución y combinación de estas tres tecnologías (HTML, CSS y Javascript) en una poderosa especificación está volviendo a Internet la plataforma líder de desarrollo. HTML5 indica claramente el camino.

Sea cual fuere el navegador elegido, siempre tenga en mente que un buen desarrollador instala y prueba sus códigos en cada programa disponible en el mercado.